Descubrimiento: En 1817, por Berzelius
Número Atómico: 34
Estructura electrónica: [Ar] 3d10 4s2 4p4
Números de oxidación: -2, +4, +6
Usos: Decolorante de vidrio, cerámicas, células fotoeléctricas y rectificadores. Xerografía (Fotocopiadoras), cámaras de televisión, toner fotográfico. En la industria del vidrio se utiliza para decolorarlo y para hacer vidrios y esmaltes de color rubí. Aditivo de aceros inoxidables.

Descubierto por Berzelius en 1817, que lo encontró junto con el teluro en los barros de las cámaras de plomo.
Se encuentra en unos pocos minerales raros: crookesita, clausthalita, naumanita, berzelianita (Cu2Se). También en estado nativo. La corteza lo contiene en 0,000005% en peso, sobre todo como impureza en depósitos de azufre, sulfuros y sulfatos.
El selenio, como el azufre al que se parece en sus formas y compuestos, se presenta en varias formas alotrópicas: Selenio gris (hexagonal); selenio monoclínico (rojo intenso). La variedad amorfa se presenta de dos formas: selenio rojo, pulvurento, (constituido por anillos de Se8) y selenio negro (vítreo o amorfo).
El elemento y sus combinaciones son muy venenosas. Se ha dicho que el selenio elemental, prácticamente, no es tóxico, y trazas del mismo son esenciales; sin embargo, el seleniuro de hidrógeno (1,5 ppm es mortal) y otros compuestos son extremadamente tóxicos, semejando en su acción fisiológica al arsénico.